Propuesta Pedagógica

En conformidad con las orientaciones de la Escuela Politécnica, el curso de Ingeniería de Producción presupone la dedicación a tiempo completo del estudiante y tiene una duración ideal de 5 años. Las asignaturas son semestrales, respetándose un límite máximo de carga horaria de clases (prácticas y teóricas) de 28 horas semanales en cada semestre.
De acuerdo con sus directrices curriculares, la Escuela Politécnica busca formar ingenieros con:

  • sólida formación científica y en técnicas de la Ingeniería
  • capacidad de análisis crítico y transformación de las organizaciones
  • habilidad para confrontar situaciones nuevas, con creatividad e iniciativa
  • capacidad de actualización y producción de nuevos conocimientos técnico-científicos y metodológicos
  • conciencia de ser un agente de la evolución económica y social
  • conducta profesional orientada por principios éticos y de ciudadanía

Respecto a las habilidades y competencias comunes, se espera:

  • competencia para concepción y análisis de productos y procesos
  • concepción, operación y mejora de sistemas y procesos
  • gestión de proyectos de Ingeniería
  • liderazgo, iniciativa, creatividad y trabajo en equip
  • visión clara de los sistemas económicos y sociales
  • capacidad de comunicación y dominio de la tecnología de información

Además de los principios, habilidades y competencias antes mencionados, el ingeniero egresado en la carrera de Producción debe presentar:

  • capacitación para concepción y gestión de sistemas de producción
  • competencias para actuar en el área de la manufactura como también en el sector de servicio
  • desarrollar la capacidad de emprender nuevos negocios

En la estructura curricular de la carrera se reservó un espacio para asignaturas de las áreas de ciencias humanas y ambientales, con fin de una formación más humanista y no puramente técnica. Además de la reducción de la carga horaria, la nueva estructura curricular determina que el alumno debe cursar como mínimo ocho créditos en asignaturas optativas de otras habilitaciones de la Ingeniería, o incluso, de otras unidades de USP.

Para desarrollar las habilidades susodichas, la actividad de prácticas (pasantías) supervisadas, prevista en el último año, merece debido relieve. Al contrario de la mayoría de las habilitaciones que poseen más de un laboratorio para desarrollar actividades didácticas pedagógicas, en la Carrera de Producción, estas actividades se deben llevar a cabo en las propias organizaciones, fuera de los campos universitarios. Se busca, además de la actividad de prácticas supervisadas en el 5° año, estimular los alumnos, ya a partir del 3° año, a que realicen trabajos prácticos y en equipo, orientados por los profesores responsables de las asignaturas de las diferentes áreas (organización, logística, tecnología de información etc.), abarcando problemas reales de las empresas. De esta forma, los contenidos abordados en los salones de clase se ilustran y se profundizan en seminarios que los alumnos presentan en equipo, a partir de la recolección y análisis de datos obtenidos en las empresas.

Un punto alto del curso de Ingeniería de Producción es, sin lugar a dudas, el trabajo de fin de grado individual, desarrollado y presentado por todo alumno en el último año del curso. Este trabajo consiste en identificar un problema real en la empresa u organización donde el estudiante hace sus prácticas, con supervisión de profesores del Departamento de Ingeniería de Producción, analizar e implantar soluciones viables, dentro de las competencias adquiridas durante el curso de grado. El resultado de este trabajo se transforma en una publicación con aproximadamente 100 páginas, cumpliendo con las normas de redacción definidas previamente, que, de ser aprobado por el jurado calificador de tres docentes, pasará a formar parte del acervo de la Biblioteca de la Ingeniería de Producción.

Otra actividad discente prevista que merece relieve es la posibilidad de participación del alumno en el programa de iniciación científica con derecho a una beca de iniciación que la suministran agencias de fomento a la investigación. Estos trabajos se hacen también bajo supervisión de profesores y, de forma general, versan sobre temas relacionados a la línea de investigación del docente o grupo de investigación responsable.